lunes, 3 de noviembre de 2008

¿Es que el castellano no es lo suficientemente rico?

Cada día descubro, escuchando la radio, leyendo el periódico, y especialmente en mi trabajo, una tendencia, vicio, costumbre absurda, que se extiende como un virus, haciéndome a veces reír por lo ridículo de las situaciones, y otras muchas enfadarme por el atentado contra nuestro idioma que suponen.

Se trata de, de manera aleatoria, sustituir términos que en castellano cuentan con sus términos propios por otros en inglés, que significan exactamente lo mismo, por el mero hecho de que suena más moderno, más cool (dicho en su idioma)... en fin, he de decir que desconozco el motivo por el que se hace.

Soy consciente de que en algunas ocasiones es prácticamente imprescindible el uso de términos en inglés, debido a que se han generalizado en nuestro día a día. No se me ocurriría reírme si alguien utiliza la palabra marketing ó el término bus, ya que sus traducciones al castellano no se han utilizado prácticamente nunca, y de hecho podrían resultar incluso confusas.

Curiosamente es en el ámbito empresarial donde más se practica este hábito, especialmente si hablamos del mundo de la tecnología. Un compañero mío hablaba hace poco de que tenía que hacer un match entre la base de datos antigua y la actual. Y le dije yo... ¿por qué no "cruzar", que significa lo mismo?. Lo curioso es que en algunos casos, como este, incluso se llega a utilizar la raíz inglesa conjugando el término en castellano. Esto nos lleva al verbo "matchear": yo matcheo, tú matcheas, él matchea...

En otra ocasión, se hablaba de hacer llegar un obsequio a ciertos clientes o proveedores. Estábamos en la fase inicial de la idea cuando alguien preguntó "¿Y qué vamos a regalar?". La respuesta que recibió fue "Realmente no es un regalo, sino un gift". Ah... ahora ya me queda más claro.


Pero la gota que colma el vaso está en esa gente, gurús (o eso creen ellos) de la comunicación, que crea dentro de cada frase una fusión que volvería loco a cualquier traductor simultáneo, en la que el castellano y el inglés conviven casi a empujones. Hace poco, vi en una presentación esta frase: "La reason why de este proyecto es convertir nuestra marca en el top of mind de los heavy users". Y no lo puedo evitar... me da la risa, y automáticamente después pienso "¿No será más sencillo decir que el objetivo del proyecto es convertirnos en la marca de referencia para los usuarios avanzados?.

En fin... una pena que con lo rico que es nuestro idioma, el castellano, lo disfrutemos tan poco.

6 comentarios:

Marta dijo...

Eso eso Castellano, que no español.

Marta dijo...

Eso eso Castellano, que no español.

El niño dijo...

A mi también me da repelús, es curioso cómo creen que quedan más "cool" como dices tú, y para mi que no hacen más que el ridículo

Lima dijo...

De mis andanzas por Italia y Portugal he comprobado que en esos paises la permeabilización ha sido más contundente incluso en el habla común. Aqui, salvo en el ambito tecnológico y en ciertos trabajos no creo que el tema sea para preocuparse. Yo siempre digo español porque te entienden mejor.

LILOO dijo...

A veces sucede que te encuentras con un término nuevo en inglés y en vez de buscar su equivalente en castellano (que existe prácticamente siempre), directamente se adopta el término extranjero. Quiero decir que la vaguería puede ser una de las razones por las que se hace ésto.

Otra, por supuesto, es la necesidad de parecer más culto a los ojos de los otros, aunque normalmente logren lo contrario...

Y una tercera razón, en la que lamento tener que incluirme, es que acabas haciéndote un batiburrillo con los idiomas, y si estás hablando en inglés todo o gran parte del día durante mucho tiempo (entiéndase meses), cuando quieres expresarte en castellano te faltan vocablos que sí te salen de forma espontánea en inglés.

Y yo hablo castellano...

Antuan "LaNota" dijo...

Si te cuento las barbaridades que se escuchan en el ámbito informático... alucinas...