martes, 30 de diciembre de 2008

Fiesta de Telefónica en Campillo de Ranas

Parece que, como en otro tiempo lo fue el desierto almeriense, Guadalajara se ha puesto de moda en el mundo audiovisual, convirtiéndose en escenario de películas, anuncios y vídeos musicales de todos los estilos. Recuerdo la ilusión que me dio reconocer la calle Mayor de Guadalajara en el videoclip "Calle la pantomima" de Melendi; me suena que también algún anuncio de Ono discurría entre abrazos por la parte alta de la calle Mayor de la capital; la inconfundible guardería con cristales de colores del anuncio del Dacia Logan con la música de Loco Mía; la discoteca Cuatro de Yunquera en Torrente y La Máquina de Bailar; el Campisábalos de Flores de Otro Mundo de Iciar Bollaín sobre las caravanas de mujeres, y tantas y tantas escenas en la mítica puerta verde de la Prisión Central de Guadalajara...

Estas navidades ha sido Telefónica quien ha decidido ambientar su último anuncio en tierras guadalajareñas. No les ha faltado buen gusto, todo hay que decirlo, a la hora de elegir el sitio, y se han desplazado hasta el idílico Campillo de Ranas para grabar su anuncio del ADSL de 6 megas. Curioso, lo han hecho en una comarca en la que la velocidad máxima de conexión es de 56Kbs. A los periodistas y blogueros de Guadalajara no les ha faltado tiempo para criticar hasta la saciedad ésto que casi parece recochineo. Celebro la fiesta en Campillo pero... si quiero enviar las fotos del festejo en un tiempo razonable, me tengo que ir a 50 kilómetros... ¡Tiene narices!.