miércoles, 16 de abril de 2008

"Violencia" machista en los medios

El pasado sábado, José Luis Rodríguez Zapatero desveló el secreto y nos dijo quiénes serán en esta legislatura, sus ministros. Entre ellos, nombres conocidos y otros no tanto, algunos que repiten y otros que llegan de refresco. Parece que la noticia es la distribución por sexos de los ministerios (9 mujeres y 8 hombres), más que la trayectoria y proyectos de futuro de los mismos.

Quiero creer que los ministros (tanto ellos como ellas) lo son por méritos propios, no por ser o no mujeres. De momento, no tengo razones para pensar que haya sido de otro modo...

Y resulta que, en este país que presume de moderno y liberal, periodistas de cabecera de los principales medios regionales se dedican, sin ningún tipo de pudor, a descalificar a las nuevas ministras por el hecho de ser mujeres, poniendo en duda su profesionalidad, dudando sobre sus méritos para alcanzar el puesto, y ridiculizando algo tan sagrado como la maternidad.

- David Gistau, de El Mundo (ojo que no estamos hablando de periodicuchos o pequeños blogs personales) habló ayer en su columna diaria de "la del bombo", refiriéndose a Carme Chacon, cuyo embarazo se encuentra ya muy avanzado.

- Cómo no, Federico Jiménez Losantos, reconocido machista (y muchos otros "istas" que no vienen a cuento) se refiere a Bibiana Aído, ministra de la nueva cartera de igualdad, como "la flamenquita", poniendo no sólo en ridículo sus anteriores atribuciones sino también la cultura del flamenco, por si fuera poco. Después, y en referencia a Carme Chacón, se quejó de que dio un "viva España desabrida y con mala cara".

- Tal vez el más descarado sea el de La Razón, Javier Gª Ferrari, que afirma que "hemos pasado del recluta con niño a la ministra de Defensa con niño". ¿Y?. ¿Dónde está el problema?. ¿No te gusta que haya una mujer en Defensa?. ¿Que haya una mujer ministra?. ¿Que esté embarazada?.

- También Berlusconi, recién elegido en Italia, se decide a hablar del nuevo Gobierno español, y critica a ZP por hacer un Gobierno demasiado rosa, jactándose de que en Italia jamás hubiera ocurrido tal cosa porque "hay una prevalencia de los hombre en la política". Mi más sincera enhorabuena, señor Berlusconi...

- Pero lo que ya me parece increíble es que un miembro de una ejecutiva autonómica sea capaz de entrar al trapo de una manera tan simplista y grosera. El señor Camps, presidente de la Generalitat Valenciana, dijo ayer alegremente, en clara referencia a la benjamina del consejo de ministros, Bibiana Aído, que "le mola ser ecopacifista e ir con la guitarra". Señor Camps, a parte de no tener educación alguna, no tiene usted respeto ni a las mujeres, ni a los ecologistas, ni a los guitarristas ni a nadie.

Me parece especialmente lamentable que ocurran este tipo de cosas en un país en el que cada día nos preguntamos qué tenemos que hacer para acabar con la violencia machista. De acuerdo con aumentar y endurecer las penas a los maltratadores. Bien a los dispositivos de geolocalización de las maltratadas. Bien a las charlas en los colegios, y a potenciar la igualdad entre estudiantes de todos los ciclos. Pero... ¿no deberíamos educar también a los adultos, empezando por políticos y periodistas?.

4 comentarios:

LILOO dijo...

Sinceramente, toda esta gente me da asquito. ¿Alguien se ha parado a criticarles a ellos sólo por ser del género masculino? (lo de hombres era demasiado benévolo...).

Anónimo dijo...

no me extraña nada...es lo que mamamos desde pequeños.la solución a este grave poblema consiste en educar bien a nuestros hijos...señores/as porfavor repartamos el amor que llevamos aentro

El niño dijo...

demos tiempo, están ejerciendo su derecho al pataleo de amargados... lo que quedará en unos años es un gobierno que lo hará tan mal o tan bien formado con más mujeres que hombres, quedará su gestión y a nadie le importará el sexo de sus ministros y con el tiempo, y tampoco mucho, justo el que los periodistas tarden en cansarse de llenar páginas con estas cosas) la cosa estará normalizada, porque yo estoy convencido de que la sociedad española en su mayoría está por encima de tanta chorrada.

Anónimo dijo...

Los victimismos del tipo "violencia machista", son de pobreza argumental. En este país se ha puesto una ley anticonstitucional en la cual ciertos organos deben de ser paritarios. Por si alguien necesita un croquis, pongamos que vas a elegir para gobernar a las 16 personas más capacitadas, y resulta que 12 o 14 de esas personas son de un género, entonces ya 4 o 6 de esas personas no pueden acceder al gobierno, no ya por su capacidad, si no por su género.
Tampoco me creo que un empresario escoja antes a un hombre que a una mujer, si la mujer le da más beneficios. Vamos a mi una trabajadora me hace ganar pasta y un tio no... la tia dentro el tio fuera y viceversa.
Más méritos y menos lágrimas.
Por cierto David Gistau es un grande.