viernes, 15 de febrero de 2008

Provincias

Hace un par de Navidades, compré un décimo de lotería en la archiconocida "Doña Manolita" y me sorprendió el sello en el reverso con el lema "envío a provincias". Pensé "esta frase está incompleta". ¿No sería lo correcto decir "a otras provincias"?. ¿O es que Madrid no es una provincia?.

Me disgusta profundamente ese sentimiento generalizado de que lo que no es Madrid es "lo demás", el resto, y de que esa "gente de provincias" anhela y desea Madrid por encima de todo, como paradigma de modernidad, prosperidad y futuro.

Hoy me encuentro en la prensa un artículo teñido muy sutilmente de este madrileñismo. Hablando de los nuevos hospitales inaugurados por la Comunidad de Madrid, y de los que un día tras otro se habla en los medios, se incluyen declaraciones de 2 sanitarios que, dejando Ibiza en un caso y Ávila en otro, han venido a trabajar a Madrid. Para alguien que no conozca esta ciudad sin identidad ni calidad de vida, pensaría que es el paraíso. El de Ibiza: "no podía rechazar el reto de abrir un hospital, sobre todo en Madrid, una región atractiva porque está a la cabeza en proyectos y modernidad". El de Ávila: "Madrid es mucho más dinámica; en Castilla y León tienen que mejorar las condiciones".

No sé cómo funcionará la sanidad en Baleares y Castilla y León, pero no sé qué dinamismo puede tener una región en la que hay que esperar medio aÑo para acudir a ciertos especialistas, en la que los hospitales tienen los pasillos llenos de pacientes, y las listas de espera se esconden en los cajones con fines políticos.

1 comentario:

LILOO dijo...

Llevo ya unos añitos constantando que cuando se tienen complejos (de inferioridad o superioridad, dependiendo del caso), se hacen necesarias las comparaciones. Lo que viene siendo la táctica del "Pues yo más".

Yo estoy más que orgullosa de ser arriacense, pero no por ello me dedico a pregonar a los cuatro vientos que Guadalajara sea la mejor ciudad (tal vez ésto sorprenda a los de fuera, pero es ciudad y no pueblo...), sino que es la mía y a mí me gusta y punto. No necesito menospreciar lo de los demás para apreciar lo mío propio.

A mi humilde entender, Madrid es una ciudad que no deja indiferente a nadie, o bien la exprimes y aprovechas todas las oportunidades que puede ofrecer (que no son pocas, pero es lo lógico tratándose de la capital del país!!), o te exprime a tí si te dejas.

Tal vez sea que hay una sensación de ser "de pueblo" generalizada en el país, pero en la peor de sus caras, la del retraso social y cultural.

Es una pena que se piense que lo tradicional es obligatoriamente peor que lo nuevo, porque no siempre es así.

Creo que es por eso que cuando gente de otras zonas tiene la oportunidad de ir a Madrid capital, supravalora lo que va a encontrar en detrimento de lo que puedan aportar ellos mismos.

Una pena, vamos.